sábado, 29 de agosto de 2020

Pan Prote Coloniero y a celebrar el 5to aniversario del blog

     Quiero iniciar este post pidiendo disculpas por tanto tiempo que he estado alejada del blog, hubo un motivo sumamente importante y tuvo que ver con la salud de mi padre, a quien le dio un acv isquémico empezando este año 2020, por lo que me aboqué de lleno a su cuidado, llevarlo a terapias, médicos, etc. Gracias a Dios está bastante recuperado, pero nos  ha tocado vivir lo que todos sabemos a nivel mundial y bueno aquí lo tengo conmigo y desde el mes de marzo estamos llevando esta cuarentena, que acá en Venezuela se ha vuelto más radical día a día.

     Pero no quería dejar pasar el aniversario del blog sin reactivarme, sin escribirles algo. Amo mi blog, amo compartir con ustedes el amor que tengo por la cocina, por la panadería y la repostería, así que dentro de todas las obligaciones y actividades que llenan mi vida, quise sentarme a escribir esta receta que me compartió Yolanda Zambrano, la recuerdan?, la señora merideña que me enseñó a hacer las arepas andinas y los pastelitos andinos. En estos días de cuarentena que estuvimos viviendo días enteros de encierro, en los que no sabíamos que preparar y muchas veces por el temor de salir de la casa, empezamos a hacer preparaciones con lo que teníamos a la mano, hicimos buñuelos, arepas, tortitas y panes de diferentes tipos; y teniendo a disponibilidad una cestita de ocumos, ella me sugirió hacer el pan de ocumo o "Pamplote" de la Colonia Tovar, pueblito de origen alemán, ubicado en la región central de Venezuela, específicamente en el estado Aragua. Allí empezamos a discutir sobre el nombre del pan, yo le decía que yo conocía el Brot que era un pan a base de Ocumo y que también lo conocía como Pan Prote, pero realmente ninguna de las dos nos quedamos convencidas con el nombre, pero ambas coincidíamos que era un pan al que se le agregaba ocumo malango o taro como se le conoce en Colombia.

     

     Como siempre, no me quedé con la intriga y me puse a investigar sobre el verdadero nombre del pan coloniero, ya que cuando visitaba dicho pueblo, a orillas de la carretera siempre se leía Brot, que luego me entero que es la traducción de Pan en alemán.

     De igual manera, me entero que lo llaman Pan Prote en honor a su creador, el señor Luis Prot, tal y como lo relata la señora Clara Rudman en un video en youtube donde se preparaba el Pan Prote.

     Según me relató la sra Yolanda, ella aprendió a hacer este pan en El Jarillo otro pueblo alemán, cercano a la Colonia Tovar, pero ubicado en el estado Miranda, me dijo que una de las cosas que más le gustaban de este pan era el toque que le daba el anís en semillitas, que aún siendo un pan que no era dulce, el toque del anís lo hacía sentir como que si lo fuera.

     Así pues, les dejo esta rica receta para celebrar el 5to aniversario del Blog, esperando poder compartir muchísimas recetas más.

Pan Prote Coloniero:

Rinde 10 panes de 350 gr cada uno

Utensilios

Rallador de queso y verduras

Colador o cedazo

Cornet o taroco

Rasqueta panadera

Placa de horno

Ingredientes:

Prefermento:

*225 gr de agua tibia

*30 gr de azúcar

*14 gr de levadura

1 kg de ocumo malango o taro

500 gr de harina de maíz amarillo

1 kg de harina de trigo panadera

250 gr de margarina

50 gr de azúcar

675 ml de agua

7 gr de semillas de anís dulce

7 gr de sal

Hojas de plátano o banano para la bandeja

Manteca vegetal para untar a la bandeja

Procedimiento:

1.- En primer lugar, procedí a asar las hojas de plátano, por tener el privilegio de contar con las matas en la parte trasera de la casa. Sin embargo, ya las que venden en los mercados vienen asadas, esto para poderlas manipular. En caso de que tengan esa ventaja, corten las hojas grandes, las pasan directamente por el fuego de una hornilla hasta que van cambiando de color.

2.- Una vez asadas las hojas, se les quita la vena central, se cortan en tamaños adecuados a su bandeja y proceder a limpiarlas y a secarlas.

3.- Proceder a realizar el prefermento colocando en un bowl el agua tibia e incorporando el azúcar y la levadura. Mover un poco y tapar con un paño limpio. Dejar reposar 15 minutos.

4.- Precalentar el horno a 180º C (350ºF).

5.- Pelar y lavar el ocumo malango y rallarlo por el lado grueso del rallador.

6.- Poner a calentar suficiente agua en una olla mediana y una vez caliente, incorporar el ocumo rallado. Dejarlo en el agua caliente por unos 15 minutos aproximadamente; esto se hace para quitarle lo picante al ocumo. Escurrir en un colador y reservar.

7.- Aparte mezclar la harina de trigo con la harina de maíz. Incorporarle la margarina y hacer una arenado.
 

8.- En la mesada colocar el arenado y formar una corona. En el centro de ella incorporar el ocumo escurrido, el azúcar,  la levadura ya espumante; con un cornet o taroco ir incorporando todos los ingredientes.

9.- Agregar poco a poco el agua según lo va pidiendo la harina. Ya que existen algunas marcas que absorben mas el líquido que otras.
          

10.- Cuando se haya formado una masa, integrar la sal y las semillas de anís. Esta última es opcional, ya que en algunos sitios de la Colonia Tovar no se las colocan, aunque yo las recomiendo al 100 %.

 

11.- Amasar por unos 15 minutos para ayudar a desarrollar el gluten de la harina. Formar una bola y dejar tapado que crezca y duplique su volumen. Unos 45 minutos es más que suficiente.

12.-Desgasificar la masa presionando hasta que salga el aire y cortar según el tamaño deseado. Yo los quería medianos, así que saqué 10 piezas de 350 gramos cada una.

 

13.- Untar las placas de horno con un poquito de manteca vegetal para que se adhieran las hojas de plátano. Colocar las hojas encima de la bandeja y untarlews otro poquito de manteca. Reservar.

14.- Bolear cada pieza para formar los panes e irlos colocando sobre las hojas de plátano, dejando espacio suficiente entre cada pan para que crezcan. Dejarlos reposar unos 40 minutos antes de meterlos en el horno, en un lugar tibio y tapado con  un pañito.

 

15.- Transcurrido el tiempo, meter los panes en el horno precalentado por unos 40 a 50 minutos. Todo va a depender del tamaño de los panes y del horno utilizado. La idea es que queden dorados y que al darles una palmadita suenen huecos.

16.- Dejar enfriar los panes sobre una rejilla y disfrutar.

     Espero que los preparen y disfruten. También espero poder escribirles con mayor regularidad para mostrarle un montón de recetas de mi querida Venezuela y del mundo. Hasta la próxima, Melba.

4 comentarios:

  1. Melba, querida amiga, en primer lugar felicitarte por este aniversario de tu blog, este espacio que haces con tanto amor, ese amor y cuidado se nota en cada entrada, con cada historia que nos cuentas. Cuando te leo es casi como si te escuchara... Me alegra saber que tu papá ya está recuperando, espero que tú también te encuentres bien y con salud, en medio de este caos, que se allá en más caótico todavía :( Te tengo en mis pensamientos y en mi corazón.
    Por otro lado, no tenía idea de este pan, debe ser riquisimo y ese aspecto rústico me encanta totalmente, una pregunta, por cuánto tiempo haces el fermento? Se ve muy activo y hermoso jaja! Te prometo que haré este pan porque me picó totalmente la curiosidad.
    Muchos besos y cariños! Y espero seguir celebrando contigo mas aniversarios de tu blog!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Mi querida Angélica, gracias por estar siempre presente y gracias por preocuparte por nuestra salud. Aquí estamos resguardaditos, salgo muy poco y cumplo con los protocolos a mi regreso, ciertamente acá es más caótico y preocupante, porque sabemos de muchos casos y fallecidos que no han entrado en las estadísticas oficiales. Yo también te tengo muy presente mi querida amiga, cuando preparé este pan me acordé mucho de ti y de Natalia ya que ambas tienen muy buenas recetas con ocumo o taro como lo llaman en Colombia. Yo vivo preparando tus tortitas de ocumo, muero por ellas y justo ayer estaba pensando en preparar tu receta del pan de soda irlandés pero el de la versión dulce. con tus fotos me antojas siempre.
      En cuanto a la pregunta del fermento, lo pongo solo 15 minutos, yo también me sorprendí por su reacción, estaba abriendo un paquete nuevo de levadura y estaba probando esa nueva marca que me encantó.
      Gracias por las felicitaciones por el aniversario, como pasa el tiempo. Voy a ir organizándome porque este año no quiero que me agarre por sorpresa tu Parrandón de recetas, casi me quedo por fuera. Un abrazo grande, besos a tu princesa

      Borrar
  2. Mi Melba querida que alegría me da venir a ver esta entrada, primero para desearte muchos años más con el blog, un rincón tan especial como el tuyo, siempre digo que esta andadura de ser blogger va más allá, es un placer el arte de compartir pensamientos, anécdotas, recetas, un baúl especial, cada uno tiene esa magia, esa esencia tan bonita. Celebrarlo a lo grande con panes maravillosos como estos que nos enseñas. Nos gusta hacer pan y me encanta ver estos panecillos, asados sobre esas hojas de plátano ya de inicio tienen un sabor especial. Hace mucho tiempo que no compro ocumo, desde que mudé a este sur de Brasil, no he vuelto a ver ocumo. Este país es tan grande, que muchas veces pareciera que me fui a otro país, los ingredientes y el clima es bien diferente con estaciones totalmente marcadas. De todas formas lo guardo, me parece un pan especial, diferente y sin duda delicioso, yo también levanto la mano por adicionar todas las semillas de anís posibles.
    Espero que todo con tu padre vaya mejor, muchas gracias por esta entrada, por regalarnos este pan, te extrañaba mucho, que sean muchos años más para compartir recetas dulces, saladas, panes y tantas cosas ricas de Venezuela y el mundo. Salud!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y mil besos bonita.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Mi querida Natalia, es siempre un placer recibirte en mi blog con esos comentarios llenos de amor, de interés, de palabras tan bonitas. Es así como lo refieres, en este mundo de bloggers nos convertimos en una gran familia, nos preocupamos los unos por los otros, nos tenemos afecto aunque jamás nos hayamos visto en persona. Me tuve que ausentar por lo que comenté, la angustia y la responsabilidad han sido grandes, afortunadamente con el amor cvon el que se hacen las cosas, ya mi papá se encuentra bastante recuperado y yo tengo un montón de recetas que quiero compartir, así que mi Nati, nos seguimos viendo. Amén por tus buenos deseos

      Borrar

Deja tu comentario aquí