viernes, 8 de diciembre de 2017

Cuajado de pepitonas



     Hoy, después de más de un mes sin publicar, debido a unos problemitas de salud que gracias a Dios quedaron superados, les traigo una receta de nuestras costas orientales, se trata del Cuajado de Pepitonas. Les confieso que es primera vez que lo hago, ya en otras oportunidades había preparado el Cuajado de Pescado, el Pastel de Chucho, entre otros, pero conversando con mi querida amiga y colega Yasmin, me comentó que su mamá hacía el cuajado de pepitonas sustituyendo el guiso de pescado por estos moluscos provenientes del nororiente de Venezuela

     Con lo curiosa que soy para experimentar en la cocina, adapté mi receta de Pastel de Pescado y lo convertí en este rico Cuajado de Pepitonas que quedó como para chuparse los dedos. 
     Siendo una de esas comidas típicas de mi país y dado que recibí la invitación de Angélica del blog "Bizcochos y Sancochos" para participar en su "Segundo Parrandón Navideño", con esta receta deseo dar mi pequeño aporte a dicho parrandón; y vista la situación tan crítica que estamos pasando con nuestra economía y con la hiperinflación, debemos buscar opciones más económicas para nuestra cena navideña o para la de año nuevo. Aquí pueden deleitarse con otras ideas compartidas por un grupo de maravillosos blogueros que constantemente nos alegran la vista con sus recetas deliciosas y con sus estupendas composiciones fotográficas.
Cuajado de Pepitonas:
Rinde: 1 molde 30x20 cm
Utensilios:
Olla de presión
Tabla para picar
Molde refractario rectangular 30x20 
Ingredientes:
2 y 1/2  plátanos maduros
5 papas medianas
2 huevos duros picados en ruedas (opcional)
Aceite suficiente para freir los plátanos
Para el guiso:
1 kg de pepitonas naturales 
30 ml de Aceite onotado
1 cebolla grande
4 ajíes dulces
1 rama de ajo porro
1 rama de cebollin
6 dientes de ajo
Sal al gusto
Para cubrir: 
2 huevos batidos
45 ml de melao de papelón (3 cucharadas)
15 g de harina de trigo (2 cucharadas)
Para rociar:
Pan rallado o casabe molido 
Para el molde:
7,5 g de margarina (1 cucharadita)
Pan rallado o harina de casabe 
Procedimiento:
1.- Lavar bien las pepitonas, hasta que el agua este clara. Ponerlas en la olla de presión con agua suficiente que las cubra, por 1 hora si son pequeñas o por 1 y 1/4 hora si son grandes.
2.- Lavar, pelar y cortar en ruedas las papas; cocinarlas a fuego medio hasta que esten tiernas. Reservar.


3.- Cortar en tajadas los plátanos y freirlos por ambos lados. Reservar.


4.- Una vez cocidas las pepitonas, cortarlas por la mitad o en trozos más pequeños en caso de que sean grandes. Reservar un poquito del agua de cocción.
5.- Cortar los aliños menuditos (cebolla, ajíes, etc); pelar los ajos y machacarlos.
6.- Elaborar el guiso colocando en un caldero el aceite para que se caliente, agregar los aliños y el ajo machacado; rehogar un par de minutos e incorporar las pepitonas. Si desean un gusto picante le pueden agregar medio ají picante.
7.- Incorporar aproximadamente un cuarto de taza del agua de cocción de las pepitonas y cocinar unos 15 minutos para que tome sabor y agarre la consistencia de guiso. Dejar reposar unos minutos antes del armado del cuajado.

8.- Untar el molde refractario con la margarina y rociarlo con el casabe molido o con el pan rallado.
9.- Tender la primera capa de tajadas de plátano.

10.- Colocar la mitad del guiso de pepitonas y a su vez cubrirlo con una capa de papas cocidas y si fue de su gusto usar el huevo duro en ruedas, colocarlas sobre la papa. En mi caso yo no le puse.
11.- Tender otra capa de plátanos, el resto del guiso y cubrir todo con las papas cocidas restantes.
12.- Batir los huevos y agregarles el melao de papelón, la harina de trigo y un punto de sal.
13.-Cubrir todo el cuajado con la mezcla de huevos y rociar la superficie con el casabe molido o pan rallado. Hay quienes usan queso parmesano para gratinar. En lo que a mis gustos se refiere, no me gusta combinar pescados o moluscos con parmesano porque me parece que le quitan el sabor original a estos frutos del mar, pero todo es cuestión del gusto del comensal.
14.- Precalentar el horno a 180° C.
15.- Honear el cuajado por 45 minutos o hasta que se dore un poquito la superficie y se integren los sabores.
16.- Sacar del horno y dejar reposar unos 5 minutos antes de proceder a cortarlo y servirlo.
     Espero que lo preparen y que sea de su agrado. Si se encuentran fuera de Venezuela y no logran conseguir las pepitonas, les recomiendo sustituirlas con otro tipo de molusco, con almejas o con algún otro fruto del mar. Hasta la próxima, Melba.

24 comentarios:

  1. Hola Melba.
    Gracias al Parrandón conozco tu blog.
    No sabía lo que eran las pepitonas y he buscado y ahora sé que es un molusco. Esta receta es una maravilla. Debe tener una combinación de sabores espectacular. Para mí que soy española, vuestra tradición culinaria, tanto la de tu país, como la del resto de los de centro y sud américa, siempre me parece muy interesante, muy desconocida a veces y deliciosa.
    Me ha encantado conocerte.
    Un beso desde Valencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Marisa, gracias por tu comentario. Resulta siempre interesante conocer otras culturas, en mi caso, amo conocerlas a través de la comida, por eso descubrirás en mi blog recetas de distintos lugares del mundo. Un gran abrazo desde el otro lado del océano

      Eliminar
  2. Un plato que no conocía pero que tiene una pinta buenísima.
    Gran aporte al parrandon.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitar mi blog, aquí me encuentro a la orden para dar mi pequeño aporte en lo que me encanta .... la cocina .... seguimos viéndonos en la red, me encantaron tus recetas ....

      Eliminar
  3. Hola Melba, lo siento, no pensé que tuvieras problemas, creí que te estabas dedicando mas a los lindos Cakes que he visto en tu @ig. Me alegra que ya estes bien.
    Ah esta receta que presentas me apetece, pero quisiera preparala con carne, que dices? Que tengas una buena jornada, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yordas, espero te encuentres bien ... pues sí amiga, en los últimos meses estuve sometida a demasiada presión laboral, falta de sueño, sumada a la situación del país, que por algún lugar me tenía que reclamar el cuerpo, tuve una crisis hipertensiva que me mantuvo unos días de reposo luego de 3 días hospitalizada. Sí Yordas, esta combinación de plátano y papas va bien con cualquier guiso y con carne no es la excepción ... me cuentas!!!!

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Melba!!estoy encantada de estar de nuevo en tu blog por segundo año consecutivo gracias al Parrandón navideño de nuestra amiga Angélica.
    Siento que hayas estado mal de salud y me alegro que ya estés mejor para compartir esta delicia de plato que yo desconocía totalmente y gracias a encuentros como este podemos conocer. Me ha parecido super curioso, tanto su elaboración como algunos de los ingredientes. La cocina es magia, y sin duda, tu cuajado en pepitonas nos ha conquistado a todos. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, para mi también es un placer poder saber de tí ... no te creas, yo he comido muchísimo las pepitonas, pero en Cuajado no, también fue una novedad para mí, y el resultado me encantó. Seguimos en contacto, un gran abrazo

      Eliminar
  5. Melba, este me parece un plato maravilloso, puedo imaginar su sabor y se me hace agua la boca!
    Me alegra saber que estas mejor e incorporándote a tus actividades del blog, ya me extrañaba no verte por estos lados, me dio mucha ilusión saber que participarías en el Parrandón y que además nos trajeras este plato tan venezolano.
    Mil gracias por aceptar la invitación y nos encontramos en el próximo!
    Un abrazo grande amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Angélica, para mí fue un placer participar ... un gran abrazo y gracias por estar atenta con mis problemas de salud, que ya se han ido superando a Dios gracias ... saludos

      Eliminar
  6. Aunque lleva una gran cantidad de ingredientes tu plato, lo explicas muy bien y se le supone un sabor exquisito, digno de la mejor mesa, como la que hoy nos une:la del parrandón. Me ha encantado participar este año en él y poder conocer otros blogs, como el tuyo, y otras recetas nuevas para mi, como la que nos presentas. Un placer visitarte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Lola, realmente participar en estos Parrandones y conocer nuevos blogs es una de las mejores partes de esto. Me encanta compartir y descubrir la cultura de otros pueblos a través de su cocina

      Eliminar
  7. Divino tu cuajado Melba. Yo no cokocia esta plato con ese nombre, pero que rico debe de estar, tanto el de pescado como.el de pepitonas. Que excelente aporte al parrandón. Estando en Venezuela no lo ñlegué a preparar, pero ahora mismo si que me dan unas ganas unmensas de hacerlo, lastima no encontrar aqui las pepitonas, ya lo hare con otro molusco como bien dices. Me llevo un trozo.
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Angeles queda delicioso este cuajado, tanto con pescado como con las pepitonas ... ojalá y puedas prepararlo aunque sea con otro molusco ... gracias por dejar tu comentario, saludos

      Eliminar
  8. Qué interante!!! Estoy descubriendo muchas recetas nuevas!!! Me encanta la tuya!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia, bienvenida a mi blog .... gracias por tu comentario ....

      Eliminar
  9. Hola! No conocía esta receta y gracias al Parrandón he tenido la oportunidad de conocer esta y alguna otra que desconocía, lo mismo que tu blog, donde me quedo muy a gusto, gracias!

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Melba, que bueno verte de nuevo por acá, espero que te encuentres mejor de salud, siempre los recordamos mucho y deseamos lo mejor para Venezuela. Tu receta me recuerda el pastelón de plátano maduro, me llama la atención del casabe molido que creo que es la famosa "farofa brasileña", una harina de yuca tostada. Pues Melba muchas veces ante las adversidades, el ingenio llega a nuestras puertas y creo que con ingredientes sencillos se pueden lograr grandes sabores como esta deliciosa idea, no conocía esta receta, ese contraste de dulce salado que en nuestras cocinas latinas nos une me parece una delicia. Coincidimos en el parrandón y me alegra como siempre pasar por este rincón tuyo con tantas delicias que siempre nos traes, sabes que tu cocina me fascina. Un beso grande y un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la receta aunque para mi que estoy en España no estoy acostumbrada pero la idea de mezclar dulce y salado me atrae muchísimo.
    Encantada de conocerte.
    bess
    Maribel

    ResponderEliminar
  12. Melbita, que bueno visitarte de nuevo y ver esta exquisitez!!... me parece una propuesta genial que me hizo agua la boca. Nunca he cocinado con pepitones naturales pero al ver ese guiso tan suculento me he animado... el único detalle es que no tengo olla de presión, así que probaré cocinándolas normalito.

    Gracias por darnos nuevas ideas que son tan necesarios en este momentos.

    Te mando besitos y espero siga mejorando tu salud!

    Seguimos en contacto porque no me olvido de ti jamás!!

    ResponderEliminar
  13. Es un gusto volver a coincidir contigo este año en el Parrandón y me alegra leer que tus problemas de salud van mejorando.

    Esta receta era completa y absolutamente desconocida para mí. Incluye muchos ingredientes que en España no usamos o al menos no usamos en la misma receta pero me ha enamorado desde que la vi publicada en el grupo de Facebook. Es lo bueno de este encuentro, que nos enriquecemos con recetas de cualquier parte del mundo.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Querida Melba, es un placer volver a verte, nos conocimos a través de Angélica el año pasado y este nos unimos en esta bonita fiesta, llena de sabores y platos exquisitos de los que me llevo un poquito de cada uno para enriquecer mi cocina.
    Tu pastel es muy peculiar, ni siquiera conocía este molusco pero seguro me encantaría. Y más si esta cocinad con tanto amor y pasión.
    Besos y encantada de encontrarte en es bonito evento.

    ResponderEliminar
  15. Llego tarde pero aquí estoy, tengo aún pendientes algunas visitas del Parrandón. Me ha sorprendido mucho tu receta, nunca había oído hablar de las pepitonas y, viendo que es un molusco, jamás me habría imaginado mezclarlo con plátano, muy original.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario aquí