martes, 29 de agosto de 2023

Così Ruci o Così Duci ...biscotti sicilianos de la tradición

     Ha ya  pasado un año desde mi  última publicación,  fue justamente  el  día 29  de  agosto que se conmemoraba el séptimo aniversario de mi blog. Hoy, una vez más, y para no dejar pasar el Octavo Aniversario, me acerco por aquí para dejarles una receta muy especial y con ella abro la temporada de recetas navideñas.

     Buscando una receta de Buccellati siciliani, que quería reproducir después del éxito que tuvieron estos dulces en un curso de panadería italiana (Dolce Natale) que dictamos mi amiga Rosaura y yo,antes de que ella se transfiriera a vivir en España, me metí en un grupo de comida siciliana en el Facebook, donde me llamó la atención un video en el que un señor realizaba unos dulces que parecían unas joyas, eran unas bellezas, el señor Salvatore Di Maria, muy gentilmente compartió su receta y nos aclaró que no eran buccellati sino unos dulces típicos navideños provenientes de Castellammare del Golfo en Sicilia y que se llamaban "Cosi duci".

    Los "cosi duci" o "cosi ruci" son unos dulces típicos navideños rellenos de higos, incluidos en la lista de productos agro alimentarios tradicionales italianos emanada del Ministerio de Agricultura en la sección dedicada a la Región de Sicilia, en el puesto 128, en la categoría "bollería fresca y productos de panadería, galletería, pastelería y confitería". Se trata de unos dulces que antiguamente se producían exclusivamente en la familia, por las mujeres, que hábilmente introducían la pasta rellena de higos, creando un postre artísticamente cincelado con un sabor indescriptible. Un postre que representa la cultura y tradición castellammaresa, la elaboración tradicional del dulce es de origen campesino ligada a la producción familiar, por parte de las mujeres que recolectaban y secaban los higos al sol, preparaban el vino cocido y las frutas confitadas, luego hacían el postre durante el período navideño. Una realización laboriosa: varias mujeres de la familia, se reunían alrededor de la mesa de trabajo y por turnos completaban la elaboración de los postres para cada familia; las formas, creadas a través del tallado del rollo de pasta e higos, reproducen palmeras, flores, campanas, pájaros, frutas, cestas, como en porcelana.

     Sin más introducción y agradeciendo infinitamente al artista Salvatore Di Maria, quien tiene una habilidad especial para elaborar estos dulces, comparto con ustedes esta hermosa y deliciosa receta, deseando poder mejorar los que hice para una nueva oportunidad.

COSI RUCI” o “COSI DUCI”

Utensilios:

Bowl grande

papel film o envoltura plástica

Rodillo o laminadora

cortador de galleta redondo

cuchillo pequeño para tallar o bisturí

crimpers o pinzas para decorar

bandeja de horno engrasada o con silpack

Ingredientes:

Para la masa:

1 kg de harina de trigo todo uso

300 g de manteca (puede ser vegetal o de cochino). La receta original  lleva "strutto"  que es una grasa de cochino

250 g de azúcar

1 sobre de vainillina o 1 cucharadita de vainilla blanca

Una pizca de amoniaco para dulces (opcional)

Leche, según sea necesario para formar la masa (muy poca)

Para el relleno:

1 kg de higos secos molidos

Unos 200 g de almendras

(tostadas y trituradas)

100 g de chocolate bitter

20 g de sésamo tostado

Un poco de mermelada de higos (para ayudar a compactar el relleno)

Ralladura de naranja asada en el horno

100 g de "zuccata" (Yo usé frutas confitadas, que se hacen con las lechosas verdes)

3 cafés muy fuertes y cortos (Caffè ristretto) 

Festival (zuccherini) para decorar

Procedimiento:

Para la masa:

1.- En un bowl colocamos la harina de trigo y formamos un hueco en el centro para colocar el resto de los ingredientes.

2.- Frotar la manteca con la harina y el azúcar para que con el calor de las manos se diluya. Si no se logra formar una masa, es cuando agregamos un poquito de leche, no exagerar, es solo para que ayude a que se incorporen todos los ingredientes y obtener una masa firme y homogénea.

3.- Formar una bola con la masa, cubrirla con la envoltura plástica y dejarla reposar preferiblemente toda la noche en la nevera. 

Para el relleno:

4.- En un tazón unir todos los ingredientes y amasar hasta integrar y conseguir una mezcla consistente, debe quedar con cuerpo ya que para elaborar los cosi duci haremos unos cilindros gruesos que luego cubriremos con la masa, si no tuviese consistencia, el relleno se saldría y perderían la forma. Reservar el relleno hasta el momento de ser usado.  Si se elabora la noche anterior, es bueno conservarlo en la nevera.

5.- Para el momento de realizar los dulces, extraer la mezcla de relleno y formar los cilindros como se muestra en la foto:


6.- Para el armado de los cosi duci, tomar la masa y ponerla en un plano de trabajo enharinado  y formar un rollo, extraer de este unos círculos delgados que luego aplanaremos. También se puede proceder a estirar la masa a un espesor de de unos 3 a 5 mm y con la ayuda de un cortador de galletas redondo, sacamos los círculos para luego rellenar. Hay quienes utilizan la maquinita de hacer pasta para laminar y que la masa no quede tan gruesa.

7.- Una vez obtenidos los círculos, colocamos un cilindro de relleno encima de cada uno y envolvemos. Tratar de que el relleno quede dentro cerrando bien con la masa.
8.- Es importante que la unión de la masa quede hacia abajo, porque la superficie es la que va a ser decorada y cuando se hagan los cortes podrían perder la forma o la decoración.
9.- Cortar con una cuchilla o un cuchillo pequeño para dar las formas deseadas y usas las pinzas decoradoras (crimpers).

10.- Colocar en una bandeja para hornear engrasada o forrada con silpack y hornear a 180ºC/350ºF durante unos 20 minutos, verificar después de 15 minutos ya que cada horno es diferente. (También dependerá del tamaño de la pieza). deben quedar cocidos pero no dejar que doren tanto para que no se pongan duros.

Nota: Con esta receta sale una gran cantidad de dulcitos, vale la pena hacerlos todos, porque realmente son deliciosos y son duraderos. Se conservan en latas o en envases de cierre hermético.  En Sicilia hacen grandes cantidades para regalar y para tener para todo el período navideño. 

     Me alegra haber podido traerles esta nueva receta y conmemorar un año más de mi blog. A pesar de que no posteo regularmente, me mantengo activa contestando las dudas que puedan tener con las recetas que ya tengo publicadas. Espero que los preparen y que practiquen como yo, para poder obtener unos hermosos cosi duci para adornar nuestras mesas navideñas o para las cajitas de galletas para regalar, a la próxima, Melba.


3 comentarios:

  1. Melba bonita andamos medio parecido las dos, una feliz vuelta al sol con tu blog y mira la hora en que vengo a felicitarte, pero no te olvido, la verdad es que ando ahora también metida con las manos en las masas cerámicas y entre la vida y el blog, ahí vamos dandole mimo a nuestros espacios cada vez que logramos entrar por aquí. Me he leído toda la receta y estos bocaditos dulces se notan que llevan su magia, creo que este tipo de preparaciones antiguas llevan ese tiempo que antes la gente se permitía debido a que la vida misma iba más lento, que bonito leer todo lo que nos cuentas, nos regalas unas autenticas joyas con estos dulces bocados. me encantaría saber ese proceso de secado de higos; claro, tenían que aprovechar las frutas al máximo.También me parece muy bonito la dedicación que lleva decorar estas cositas dulces, regalos para navidad que sin duda eran bien especiales. Gracias por esta joya de receta, te quedaron estupendos, quiero un día sentarme en modo tiempos anteriores donde estas preparaciones eran parte del día a día de las celebraciones y los tiempos de Navidad.
    un besito, tus recetas siempre me fascinarán, :) será que nos encantan este tipo de preparaciones con mimo y magia.
    abrazos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Querida Natalia gracias por tu lindo mensaje, por estar siempre presente. Supe de tu cumpleblog y en efecto te visité y comenté, pero no se el motivo por el que me daba error, lo reenvié un montón de veces y no se si al final era un problema mio o de tu blog. Me extrañaba no ver comentarios. Me encanta esa nueva actividad que estas haciendo con la cerámica. Imagino las bellezas de piezas que haces, tu le pones empeño a lo que haces y eso no debe ser la excepción. Creo que una de las cosas más importantes para el secado de los higos es tener un buen sol como el que tienen en Sicilia a finales del Verano. Muchos cariños y abrazos Nati

      Borrar
  2. Melba bonita andamos medio parecido las dos, una feliz vuelta al sol con tu blog y mira la hora en que vengo a felicitarte, pero no te olvido, la verdad es que ando ahora también metida con las manos en las masas cerámicas y entre la vida y el blog, ahí vamos dándole mimo a nuestros espacios cada vez que logramos entrar por aquí. Me he leído toda la receta y estos bocaditos dulces se notan que llevan su magia, creo que este tipo de preparaciones antiguas llevan ese tiempo que antes la gente se permitía debido a que la vida misma iba más lento, que bonito leer todo lo que nos cuentas, nos regalas unas auténticas joyas con estos dulces bocados. Me encantaría saber ese proceso de secado de higos; claro, tenían que aprovechar las frutas al máximo.También me parece muy bonito la dedicación que lleva decorar estas cositas dulces, regalos para navidad que sin duda eran bien especiales. Gracias por esta joya de receta, te quedaron estupendos, quiero un día sentarme en modo tiempos anteriores donde estas preparaciones eran parte del día a día de las celebraciones y los tiempos de Navidad.
    un besito, tus recetas siempre me fascinan, :) será que nos encantan este tipo de preparaciones con mimo y magia.
    abrazos bonita
    ATT. nATI . Poesia Culinaria.Sabores de Nati

    ResponderBorrar

Deja tu comentario aquí