sábado, 18 de febrero de 2017

Conserva de Moras



     Hace unos días fui al mercado municipal a comprar frutas y verduras y me encontré con unas moras frescas y hermosas y no pensé mucho en comprarlas, pero al llegar a la casa me encontré que estaban super ácidas y con muy poco dulzor, así que solucioné rápido preparando esta rica conserva de moras. Digo "conserva" por su proceso de elaboración que consiste en dejar macerar las frutas en azúcar durante muchas horas, en mi caso, las dejé toda una noche.  

     La receta la obtuve del blog venezolano Gastrocrónicas, que por cierto me dió mucha alegría ver que después de 5 años de silencio, Ceci y Hugo regresaron con su página modernizada y con muchas ganas de seguir deleitándonos con sus ricas comidas y postres desde Manila ... les recomiendo al 100% su receta de cachitos de jamón. 
Conserva de Moras
Rinde: 1 frasco grande 500g
Utensilios:
Paleta de madera 
Olla de fondo grueso 
Ingredientes: 
500 g de mora 
De 300 a 500 g de azúcar (dependiendo de lo dulce que estén las frutas, yo usé los 500 g)
El jugo de un limón 
Procedimiento: 
1.- Lavar bien las moras y escurrirlas.

2.- En un bowl de vidrio poner las moras con el azúcar.  

3.- Incorporar el jugo de limón y revolver, de modo que todas las moras queden cubiertas de azúcar.
4.- Dejar reposando toda la noche (no tiene que ser en la nevera).  Al día siguiente, notarán como las moras han botado bastante jugo.

5.- En una olla grande, de fondo grueso, poner la mezcla de moras a fuego medio hasta disolver el azúcar. Subir el fuego  a medio-alto y llevar a un hervor.  Revolver constantemente.
6.- Con la ayuda de la paleta de madera, triturar un poco las moras para deshacerlas.



7.- Dejar cocinar hasta que agarre punto. 
     Señala Ceci en su página, unos trucos para reconocer cuando la conserva o mermelada está en su punto. El primero, es pasar una cuchara por el fondo de la olla y se puede observar que se hace un "caminito", es decir, que al pasar la cuchara se puede ver el fondo, aunque sea por un segundo.

     El segundo truco que fue el que yo usé, consiste en meter un platito a la nevera al empezar a cocinar la mermelada.  Después de hacer la prueba anterior y que se vea el fondo de la olla, echar una cucharadita de la conserva en el plato frío y esperar unos segundos.  Con la punta del dedo, empujar la mermelada, si está sólida y se arruga la capa superficial, entonces está lista.  

8.- Retirar del fuego, meter en el frasco esterilizado mientras aún esté caliente. Cerrar bien y almacenar en un lugar fresco.

     Hay quien prefiere la mermelada sin las semillas, en este caso, se debe colar aun caliente antes de envasar. Espero que la preparen y disfruten ... hasta la próxima, Melba


2 comentarios:

  1. Hola Melba, mira que me pierdo tus entradas porque todavía no me llegan las actualizaciones como te comenté el otro día. Esta conserva está de rechupete, que te parece probarla con el toque de vinagre balsámico como la de fresas? Creo que también quedaría muy bien.
    Con la foto de las moras, se me hizo agua la boca...que frescas se ven.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica, siiii voy a probar esa opción con las moras, esa mermelada no duró nada jejejeje así que te prometo que la próxima la hago con el vinagre balsámico. Quería comentarte que tampoco a mi me llegan las actualizaciones y no se como resolverlo, he intentado eliminar y volver a suscribirme y me dice que ya estoy registrada ... no se si podrías ayudarme con otra opción ... yo si recibo las tuyas y las de Maru, pero no las mías ...

      Eliminar

Deja tu comentario aquí