martes, 23 de febrero de 2016

Los besitos de coco de Porfiria

      Porfiria Matas, es una barloventeña jubilada que prepara unos ricos dulces criollos, insuperables en la Región de Barlovento ... es natural del pueblo de Curiepe, famoso por sus Tambores de San Juan, una fiesta religiosa en honor a San Juan Bautista.
La celebración del Congo, patrimonio cultural del estado Miranda
  Porfiria, a pesar de tener casi veinte años de jubilada, no ha dejado de estar activa y sonriente, organiza las festividades culturales y religiosas en su pueblo, hace trámites administrativos y nos consiente en la oficina con su rica dulcería criolla, en especial con sus Besitos de coco ... me atreví a preguntarle cómo los hacía y muy amablemente me prestó su cuaderno de recetas ... ¡Gracias Porfiria por compartir tus secretos! ...aquí les dejo un paso a paso para que también ustedes aprendan a hacerlos ...

Besitos de coco
Rinde: 32 besos
Utensilios:
Rallador
Bandeja de horno con silpack
Ingredientes:
1/2 kg de panela de papelón o piloncillo
750 ml de agua (3 tazas)
Especias al gusto (5 granos de Guayabita (pimienta de jamaica), 1 ramita de canela, 5 clavos especie)
1 coco seco grande (280 g de pulpa sin la cáscara externa)
530 g de harina de trigo todo uso
12 g de polvo para hornear (1 cucharada)
5 g de bicarbonato de sodio (1 cucharadita) 
5 cc  de esencia de vainilla (1 cucharadita)
Procedimiento:
1.- Poner al fuego la panela de papelón junto con el agua y las especias hasta que se derrita y se obtenga un mela'o (almibar especito) aproximadamente 10 minutos. Reservar hasta que se enfríe por completo. Se puede hacer la noche anterior para que esté bien reposado; luego de esto, colarlo para eliminar las especias.
2.- Extraer el agua del coco por uno de los tres "ojitos" que tiene en la parte superior. Se puede ayudar con un cuchillo o con un sacacorcho.
3.- Coloque el coco sobre la hornilla a fuego medio, girándolo constantemente hasta que se rompa. (Al tostarse la corteza dura se separa de la pulpa)
4.- Golpee con un martillo de cocina para ayudar a separar la corteza si fuese necesario.

5.- Rallar la pulpa del coco por la parte más gruesa del rallador. La idea es que se sientan los trozos de coco.

6.- Mezclar el coco rallado con el melao. Deben medir nuevamente este último para que sean 3 tazas de melao. Si llegase a ser menor la cantidad de este, completar con agua.

7.- Cernir la harina de trigo junto con el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio. Ir incorporando poco a poco a la mezcla de melao y coco y colocar al final la esencia de vainilla para aromatizar.
8.- Precalentar el horno a 180 ° C. Colocar montoncitos de la mezcla sobre una bandeja engrasada o con un silpack  y hornear por 40 minutos si son grandecitos o por  30 minutos si los hacen pequeños, o hasta que estén doraditos.
9.- Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Espero que les gusten ... Hasta la próxima ... Melba


4 comentarios:

  1. Barlovento Barlovento tierra ardiente y de tambor......
    Adoro ese pueblo, allí pase lo momentos mas bonitos de mi infancia cuando aún se podía dejar la puerta del sajuan abierta sin miedo a que entrara nadie mas que a saludar y afrecer su ayuda si hacía falta, Qué tiempos aquellos...... suspiro...
    esos besitos de coco se ven espectaculares, se parecen mucho a los que yo hago, no sabia ese dato de separar el coco de la dulce concha que a veces es toda una pesadilla, tomo nota para la próxima y te doy un dato: hay muchos a los que les gusta el agua del coco para hacer piedritas de hielo y tomarlo con un buen Whisky
    Un beso Melba y felicitaciones a la señora Porfiria por esa receta y por su generocidad.

    ResponderEliminar
  2. Que lindo tu mensaje Nieves!!! lleno de mucho sentimiento y nostalgia! ... así tal cual es, diriamos aquí "cuando eramos felices y no lo sabíamos" ... el dato de las piedritas de hielo no me lo sabía!!! aquí usamos el agua del coco fresco para acompañar el whisky con hielito, pero ese dato no me lo voy a perder para sorprender sobre todo a mi hermano que al iguai que a mí le encanta el whisky con el agua de coco. Le mostraré el mensajito a la Sra Porfiria cuando pase por la oficina. Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué divinos se ven! Esas tradiciones deben ser preservadas a como dé lugar. Y las 'viejitas' con ese don deben asegurarse de pasar esas recetas a las nuevas generaciones para que no perdamos nuestra identidad culinaria. Exitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, esas viejitas valen oro!!!! en particular Porfiria es patrimonio de nuestro estado Miranda ... muy rica su receta ... la idea de este blog es justamente transmitir a esas nuevas generaciones estos dulces criollos que tanto nos hicieron felices en nuestra niñez ...gracias por tu mensaje

      Eliminar

Deja tu comentario aquí