viernes, 18 de mayo de 2018

Jalea de mango

     Estamos en época de mango, las fruterías están llenas de ellos, mi hermano se apareció con un saco que los trajo desde su finca y enseguida se me abrió el apetito dulcero pensando en la jalea, ya que los mangos que trajo estaban todos verdes.

     Busqué mi primer cuaderno de recetas  y encontré esta de mi tía Miriam, a ella le queda muy rica la jalea y con un buen punto. Aquí en Venezuela existen diferentes versiones de la jalea, la espumosa, que lleva el azúcar en crudo y se bate con batidor eléctrico, por lo que queda con consistencia de mousse; está la jalea floja que se come con cucharilla, ya que queda un poco más gruesa que una mermelada y la versión que a mi me gusta es la jalea que puedes cortar con un cuchillito y comerla como un bocadillo, esa es la que nos gusta en casa. En este caso, debes darle un buen punto como lo hace mi tía o agregarle una pequeña cantidad de gelatina.
Jalea de Mango:
Rinde 1 bandeja de  22 x 13 cm
Utensilios:
Colador o cedazo
Olla de fondo grueso
Paleta de madera
Molde refractario de 22 x 13 cm
Ingredientes:
15  mangos verdes (Obtuve 650 g de pulpa)
520 g de azúcar (80% del peso de la pulpa)
2,5 g de gelatina sin sabor (Opcional) (Usé una lámina) 
Procedimiento:
1.- Lavar muy bien los mangos y ponerlos en una olla con agua que los cubra. Poner a ablandar a fuego medio.


2.-El tiempo de cocción oscila entre 30 a 40 minutos. Observarán que están listos cuando se rajen.



3.-Sacarlos del agua y dejarlos enfriar para poder pelarlos.
4.- Ya tibios se pueden manipular, se procede a pelarlos y a pasarlos por un cedazo o colador. Desechar la semilla.

5.- Pesar la pulpa resultante.

6.- Del peso que resulte, sacar el peso del azúcar a incorporar. En mi caso obtuve 650  g de pulpa, por lo que le incorporé 520 g de azúcar que representa el 80% de la pulpa.

7.- Mezclar y colocar en olla de fondo grueso y llevar a fuego medio, removiendo constantemente con paleta de madera.

8.- Si se desea una jalea firme como para picarla, de manera opcional, incorporar al empezar a hervir, la lámina de gelatina sin sabor, previamente hidratada en agua natural y escurrida.

9.- Seguir moviendo hasta que la mezcla espese y se despegue de la olla. Retirar del fuego.

10.- Colocar la jalea en un molde refractario, mojado en agua fría. Emparejar con la paleta de madera.

11.- Dejar reposar a temperatura ambiente hasta que se enfrie. Terminar de enfriar en la nevera hasta el momento de servir.
12.-  Cortar en tajadas y servir. Espero que la preparen pronto y que les guste. Hasta la próxima, Melba.

8 comentarios:

  1. Querida Melba, tú jalea se ve deliciosa, me parece espectacular que con algo tan exótico para nosotros como es el mango se prepare un dulce tan parecido a nuestro Dulce de Membrillo o también llamado Carne de Menbrillo, al igual que tu elaboración, se come cortado en lonchas, y con queso es una delicia que viste todas las mesas en las mejores ocasiones.
    Me gusta tu jalea, no sé si llegaré a cocinarla algún día, porque el mango aunque se cultiva en zonas de Andalucía, cercanas a donde yo vivo, es una fruta bastante cara, y lo suelo comprar por piezas sueltas, la cantidad que tú utilizas aquí sería todo un lujo, pero igual merece la pena liarse la manta a la cabeza y hacerlo sin pensar, jajajaja.
    Besitos y disfrútalo tú que puedes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha, a ustedes les pasa con el mango lo que a nosotros con las manzanas y peras que son un verdadero lujo. Los mango que usé son pequeñitos, quizás probando con un mango grande o "manga" como la llamamos nosotros, podrías sacar un poquito para probar. El problema aquí es que cuando hago un dulce son muchos los que quieren comerlos, así que no puedo hacer poquito jejejeje

      Eliminar
  2. Che buono il mango!!!! Bravissima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii Mila molto buono. Devi assaggiarlo cosí verde ...

      Eliminar
  3. Hola, el mango es mi fruta preferida de siempre, que este bello post. Esa pulpa con un color maravilloso. Me anoto esta receta, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii Yordas de verdad que el mango es unico,me gusta tanto maduro como verde .... un gran abrazo

      Eliminar
  4. Melba que rico!! la jalea es uno de mis dulces favoritos. Mi abuela materna la preparaba y cuando la visitaba, literalmente me la devoraba... a la jalea, no a mi abuela jejeje.

    En casa mamá la hizo contadas veces porque le parecía que requería mucho trabajo y yo me quedé con la idea de que tenía mucha dificultad. Pero tu post me ha animado, así que voy a buscar los mangos verdes para disfrutar de esa delicia... Me encanta las dos versiones que mencionas, la que presentas y la tipo mousse.

    Besitos y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii Nino las dos son deliciosas, es tan rico tomar la jalea entre los dos dedos y comerla a mordiditas, pero a su vez saborear una jalea con cucharilla, limpiándola de tal modo que quede limpiecita, no tiene precio jajajajjajaja

      Eliminar

Deja tu comentario aquí