viernes, 30 de septiembre de 2016

Nevaditos





     Como les prometí, cierro este mes de septiembre con la publicación de una receta navideña, esto porque generalmente el mes de diciembre se nos va volando y quedamos fallos con las recetas para los regalitos y para nuestras mesas, ya que en su mayoría las publicaciones de los dulces, panes y galletas se hacen muy cercanas a las fiestas y muchas veces no tenemos el tiempo para comprar los ingredientes ni para prepararlos.
     Esta receta que les traigo hoy, me la dio Noemi Requena, una española que conocí a través del instagram y que muy gentilmente la compartió conmigo … ella tiene unas fotos espectaculares en su cuenta, la he invitado a que se una a este mundo de los blogger, aun no logro convencerla …
     Los Nevaditos son unas galletas a base de manteca de cerdo o cochino, similares a las polvorosas nuestras, pero llevan vino blanco y muy poca azúcar en la masa, son famosos en España en las fiestas navideñas. Me llamó la atención que la receta de Noemí no tenía azúcar en la masa sino en la superficie, así que revisé varias publicaciones en la web en las que tenían entre 40 y 60 gramos, así que decidí incorporar a la receta 45 g de azúcar en la masa y les digo que quedaron excelentes. 
     Otra observación que quería hacerles, es que el olor de la manteca de cerdo quizás no le agrade a muchas personas, al menos mientras se hace la masa porque ya horneadas no se siente el olor, en este caso podrían sustituir la manteca de cerdo por manteca vegetal o agregar ralladura de un limón. Sin embargo, quiero aclararles que al hornear las galletas el olor que predomina es el del vino blanco. 
Nevaditos:
Rinde 50 unidades de 4 cm
Utensilios:
Cortapasta redondo
Placa de horno con papel encerado o silpack
Ingredientes:
350 g de harina de trigo todo uso
200 g de manteca de cerdo fría o manteca vegetal
100 ml de vino blanco
45 g de azúcar (3 cucharadas) (Esto lo incorporé yo)
1,75 g de sal(1/4 cucharadita)
Para rociar:
Azúcar glas
Azúcar caster (azúcar blanco triturado)
Procedimiento:
1.- Tamizar la harina de trigo pasándola por un colador y reservar. En un bowl poner la manteca de cerdo fría. Si no te agrada el olor de la manteca de cerdo, puedes usar manteca vegetal.


2.- Agregar a la manteca, la sal, el vino blanco y un puñado de harina de trigo; mezclar con una paleta de goma o con el accesorio de pala de una batidora hasta integrar. 
3. Añadir poco a poco la harina restante sin dejar de mezclar. La masa queda pegajosa, pero conforme añaden harina verán que cada vez se va pegando menos y al final quedará lisa.
4.- Refiere Noemí en su receta, que quizás se puede necesitar un poco más de harina (unos 20 g) para lograr la masa lisa, sin embargo, yo no la necesité. Formar una bola con las manos. 
5.- Meter la masa en la nevera por unos 15 minutos aproximadamente.
6.- Encender el horno a 175º C. Poner el papel encerado en la placa de horno o el silpack. Reservar.
7.- Espolvorear un poquito de harina de trigo en la mesa o tabla de amasar y en el rodillo (esto es para que no se pegue la masa).
8.- Estirar con el rodillo hasta que se tenga un grosor de 1 cm aproximadamente.

9.- Cortar la masa con un cortapasta redondo o con un vasito que tenga más o menos un diámetro de 4 cm. Si los quieren hacer en forma de estrella o de corazón, también lo pueden hacer, pero los típicos son los redondos.
10.- Colocar cada nevadito en la placa de horno que habíamos preparado antes, con ayuda de una espátula enharinada o un cuchillo. Crecen a lo alto, pero no los pongan tan juntos en la bandeja. 
11.- Hornear unos 25 a 30 minutos, cada horno es diferente, así que hay que vigilar. Cuando tengan un aspecto dorado clarito ya los pueden sacar.
12.- Pasarlos a una rejilla y aún calientes espolvorearlos con azúcar glas por encima, para que lo absorban.
13.- Los dejamos enfriar por completo y volvemos a espolvorear con azúcar caster. El azúcar caster lo pueden hacer en casa, triturando con un molinillo automático para moler café o con las aspas de la licuadora que estén bien secas, si no pueden usar azúcar glas y listo. Si quieren que se rebocen por todos los lados de forma rápida, pueden meter el azúcar glass en una bolsa click o de congelación, meten 3 o 4 nevaditos  a la vez y agitan con cuidado para que se pegue el azúcar glas por todos lados, no se rompen.
      Aquí les muestro el aspecto hojaldrado de su interior. Quedan deliciosos!!!!! ... hasta la próxima, Melba.

2 comentarios:

  1. Melba, yo también estoy pensando comenzar ya con las recetas navideñas porque como dices, en un espabilar ya estamos dando el feliz año y se nos quedan las recetas por hacer. Tus nevaditos se ven divinos, muy parecidos a las polvorosas que me fascinan!
    Me encanta conocerte, me emociona cada vez que encuentro una paisana con un blog!! Te cuento que fui mucho a Los Teques y San Antonio, me quedo por tu blog también, un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Angélica, voy a estar pendiente a ver que publicas de rico para navidad, tus recetas son fàciles, las fotos hermosas ... siii justamente el sabor y textura son similares a las polvorosas, pero el vino blanco le da un crocante especial ... tienes que probarlas ...seguimos en contacto ... un abrazo

      Eliminar

Deja tu comentario aquí