viernes, 20 de noviembre de 2015

Pan de Bono


     Unos queridos amigos me han insistido desde hace unos días que publique la receta del Pan de Bono, para mí no es un esfuerzo hacerlo, dado que me encantan!!! Esos pancitos calientitos, gomosítos que venden por las esquinas de nuestros pueblitos andinos e incluso ya se consiguen en las esquinas de Caracas y en las panaderías andinas que últimamente han proliferado en mi Ciudad.

     Se trata de unos panes de yuca o mandioca con queso, mantequilla y huevos. El pan de yuca se prepara en varios paises de latinoamerica, con diferentes denominaciones, como por ejemplo las chipas o chipá en Paraguay y Argentina y” pao de queijo” en Brasil. Aquí en Venezuela en la región andina tenemos los “almojábanas” que también se consiguen en Colombia.

     El origen de la receta y del  nombre de este rico pan de yuca, se lo atribuyen a un panadero italiano que vivía en la Ciudad de Cali, Colombia, que salía a vender sus pancitos por la calle gritando "pane del buono" (pan del bueno), por su pronunciación italiana, lo que hizo que la gente los llamara popularmente como "pandebono".
     Según la Wikipedia existe otra versión documentada por Edouard André en "América Equinoccial" en la que se dice que este pan fue preparado por primera vez en el camino entre Dagua y Cali, en un lugar llamado "El Bono", por consiguiente, el nombre de este pan se lo atribuyen a su lugar de origen.
     Esta receta que aquí les traigo, la tomé del blog de Marú Aveledo El gato goloso, a quien sigo desde hace varios meses y quien me ha apoyado en todo este proyecto, ya sea con su curso de fotografía culinaria y su presencia constante a través de la red.

Pan de Bono
Rinde: 40 unidades pequeñas
Utensilios:

Procesador de alimentos o rallador de queso

Ingredientes:
500 g de almidón de yuca
500 g de queso blanco rallado semiduro (tipo palmizulia)
70 g de harina de maíz precocida (yo usé Harina P.A.N.)
5 g de polvo de hornear

4 g de azúcar
2 g de sal (si el queso es muy salado no ponerle)
100 a 150 g de mantequilla o margarina pomada (Yo le puse 140 g de mantequilla)
2 huevos
250 ml de agua-leche (125 ml de agua, 125 ml de leche)
Procedimiento:

1. Precalentar el horno a 200º C o 400º F. Picar en un procesador de alimentos el queso junto con un poquito de almidón de yuca hasta que quede  ralladito. Si no poseen un procesador, usar un rallador de queso manual.
2. En un recipiente mezclar en principio los ingredientes secos con el queso rallado e incorporar la mantequilla y los huevos.
3. Unir los líquidos poco a poco hasta formar una masa húmeda y homogénea; si poseen un buen procesador de alimentos, todo esto lo pueden hacer con la máquina, si no pueden amasar todo a mano (yo lo hice manualmente).
4. Formar bolitas de 4 a 5 cm de diámetro  y colocarlas en una bandeja de horno previamente engrasada y se le puede colocar un poquito de harina de maíz para que no se peguen. Yo utilicé una bandeja de peltre y le coloqué un silpat.
5.- Hornear por 20 minutos aproximadamente, o hasta que al golpearlos por debajo suenen huecos. (Ellos quedan blanquitos con chispitas doradas por el queso).
5. Servir calientitos acompañados con una buena taza de café o chocolate caliente…mi mamá que es sumamente golosa, los abrió y les puso un poquito más de mantequilla ...hasta la próxima, espero que les guste, Melba.



3 comentarios:

  1. Ay que buenooos!

    Hay que comerlos recien sacados del horno porque una vez frios ya no es lo mismo. Esta semana los hice y son d i v i n o s.

    Por cierto, tengo una deuda contigo
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Si Maru desde que los comí en tu taller me quedó el gustito, ya los había hecho en otras oportunidades con otras recetas de la red pero no había tenido el éxito que tuve con tu receta ... tienes toda la razón hay que comerlos enseguida. Te comento que dejé una parte de la masa en la nevera para el día siguiente (porque los hice una tarde para merendar con los niños), en lo que me paré la saqué de la nevera y la deje atemperar y formé los bollitos y los horneé para llevar pancitos de bono a mis compañeros de trabajo ... y quedaron igualmente fabulosos!!!!!!! Muchos cariños

    ResponderEliminar
  3. Hola Melba. Mil gracias por tu comentario tan cariñoso y por haber pasado tiempo en mi blog. Te lo agradezco muchísimo.
    Ahora vengo yo y busco en tu listado de panes, me paro en esta receta que no conocía y que me ha encantado.
    ¿Sabes? Hablas de las almojábanas y te comento, que aquí en la zona de la que soy, al sur de la provincia de Valencia, y también en sitios de la de Alicante, se preparan las almojábenas, en valenciano las llamamos "monxàvines". Es una receta de origen árabe.
    No sé si se parecerá en algo a la que tú comentas, pero ya ves que por mucho océano que nos separe, siempre hay posibilidad de sorprenderse, de aprender y de coincidir.
    Te añado a mi lista de blogs y así te sigo más de cerca.
    No he probado nunca la yuca. Debido a la inmigración especialmente ecuatoriana de hace años, se vende aquí, pero nunca la he comprado. Veo difícil encontrar el almidón de yuca, no sé si en tiendas de productos sud americanos, la podré encontrar.
    Soy de las que se esfuerza por conseguir las cosas, igual puedo hacerlos. Todo se verá.
    Me llevo la receta y si me puedes informar, te lo agradeceré mucho.
    Un beso y buenas noches desde Valencia.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario aquí